El colectivo que trabaja con la dependencia valora la escucha y empatía de Carlos Alonso

El candidato a la Presidencia del Cabildo se somete a la evaluación de quienes trabajan con personas dependientes y toma nota de nuevas propuestas que mejoren la atención y los recursos

Santa Cruz de Tenerife, a 21 de enero de 2019. Carlos Alonso, presidente del Cabildo de Tenerife y candidato a la Presidencia de la Corporación insular en las próximas elecciones que se celebrarán en mayo, se reunió el pasado jueves 17 de enero con un amplio grupo de personas que trabajan en distintos ámbitos de la dependencia. Alonso quiso conocer el balance que hacen de su gestión al frente de la Corporación insular y escuchar propuestas y sugerencias que permitan que Tenerife sea una isla cada vez mejor para las personas.

En general, el resultado de este examen al presidente fue satisfactorio y los asistentes agradecieron la escucha activa permanente, así como la comprensión y empatía con un asunto que requiere seguir trabajando y avanzando. Entre las propuestas, se apuntó la necesidad de reforzar la coordinación entre administraciones, más recursos económicos y trabajar la atención temprana.

Carlos Alonso también tuvo palabras de agradecimiento hacia ellos por su esfuerzo continuo y compromiso permanente con la sociedad y valoró su participación en la definición de la estrategia insular de dependencia, en la que se han incorporado la mayoría de las aportaciones que han realizado los diferentes colectivos.

Además de conocer de primera mano qué valoran de su gestión, Carlos Alonso, que en este encuentro estuvo acompañado por la consejera de Acción Social, Coromoto Yanes y por las directoras insulares del IASS, Juana María Reyes y del Voluntariado, Juana de la Rosa, les animó a seguir haciendo aportaciones que contribuyan a construir un futuro para Tenerife y a elaborar propuestas de gobierno para los próximos cuatro años.

Durante este último mandato, en la atención social se ha trabajado desde diferentes ámbitos y se han creado más de 1.000 plazas para mayores y personas con discapacidad, atención domiciliaria y nuevas Infraestructuras sociosanitarias. También se ha conseguido fomentar el deporte entre las personas con discapacidad a través del PIDA (Plan Insular de Deporte Adaptado) que ha llegado a 1.800 personas.

Carlos Alonso destacó el esfuerzo de esta etapa por hacer que las cosas ocurrieran con la participación de la sociedad. Destacó además la ilusión que le mueve “para seguir adelante generando oportunidades de futuro para la generación 2030, para los mayores, personas desempleadas, etc.

Hemos demostrado que el Cabildo es el verdadero motor económico de la Isla y referente de eficacia en una gestión que ha permitido con mucho esfuerzo sanear unas cuentas y afrontar un futuro con mejores oportunidades. Cada esfuerzo, cada euro destinado debe dirigirse a mejorar la vida de las personas y esa ha sido una constante en estos cuatro años.