CC-PN en Santa Cruz lamenta que la puesta en marcha de los complejos deportivos de Tíncer y Cuesta Piedra no estén para este mandato

Los nacionalistas advierten de que el modelo de financiación y de explotación de las instalaciones propuesto por el gobierno local, supondrá un retraso de años en su construcción y una inversión municipal que obligaría a quitarlo de otros servicios básicos para el municipio

Santa Cruz de Tenerife, a 12 de Septiembre de 2019. El grupo municipal de Coalición Canaria-PNC en Santa Cruz de Tenerife lamenta que los complejos deportivos proyectados en los núcleos de Tíncer y Cuesta Piedra no podrán ser realidad durante este mandato. Es la conclusión a la que se ha llegado tras la Comisión de Control del Ayuntamiento capitalino celebrada en la mañana de hoy, y en la que el gobierno local confirmó la modificación del modelo de financiación y explotación de ambas infraestructuras, que supondrá el retraso en más de dos años del inicio de las obras.

Según argumenta el concejal de CC-PNC, Juan José Martínez, el gobierno local ha decidido financiar en su totalidad ambos proyectos, presupuestados en más de ocho millones de euros, al tiempo que licitar la obra por el procedimiento ordinario, en lugar del modelo “que habíamos previsto cuando gobernábamos, basado en una concesión administrativa a una empresa que se encargaría de su edificación y de su posterior explotación por una serie de años”. A juicio de Martínez, el nuevo modelo “retrasará en dos o tres años el inicio de las obras de estas instalaciones, por la dificultad administrativa que entraña el nuevo procedimiento”.

Asímismo, CC-PNC considera que la decisión de que sea el Ayuntamiento el que asuma la totalidad de la inversión “supondrá a la larga un grave problema económico a las arcas municipales” dado que “tendrán que destinar a estas obras el dinero que se debería invertir en los barrios de la localidad o, aún peor, según las previsiones financieras, estamos a las puertas de una nueva crisis económica y el ayuntamiento debería reservar de sus presupuestos partidas para servicios básicos y asistenciales, que de esta manera desaparecerán”, advierten.

Por otra parte, los nacionalistas afirman que no se sostiene el argumento ofrecido por la alcaldesa y su grupo de gobierno para proceder al cambio de modelo, basado en que con una empresa privada al frente de las instalaciones éstas saldrán más caras a la ciudadanía. Desde el punto de vista de CC-PNC “nada más lejos de la realidad, ya que existen mecanismos para que esto no ocurra, como la bonificación a familias con rentas bajas y otros colectivos que sea necesario priorizar como tercera edad, personas con discapacidad o con dificultades de inserción. Incluso se podría llegar a la gratuidad para estos colectivos, siempre sería una fórmula más económica para el Consistorio que la propuesta por el nuevo grupo de gobierno”

Para CC-PNC esta decisión no es más que fruto de “un error garrafal de gestión de los partidos en el pacto en el gobierno del Ayuntamiento de Santa Cruz, que pagaremos toda la ciudadanía, ya que no contaremos hasta dentro de muchos años con un servicio necesario para el bienestar de la población, que podría ser realidad en mucho menos tiempo de proceder a la fórmula de la gestión mediante una empresa privada y que además supondría un ahorro de dinero a las arcas municipales”.