Somos Coalición Canaria. Carlos Abismael Díaz Barreto

Secretario de Políticas Sectoriales de Jóvenes Nacionalistas de Coalición Canaria Tenerife

“Entiendo la política como una etapa en la que estás de paso. Luego vuelves a tu vida y a ejercer tu profesión, tras aportar lo mejor de ti

El trabajo en equipo y la energía con la que se compromete en sus proyectos, son dos de sus fuertes, de ahí su vocación como mediador de familia. Quizá sea porque es de esas personas que no se sienta a ver pasar la vida, lo que le ha llevado, desde muy joven, a participar en colectivos que le hacen tener una visión crítica de la realidad y un convencimiento de que un mundo mejor es posible, siempre y cuando se haga partícipe a la sociedad de las soluciones de sus problemas. Cree que su Granadilla natal es un buen ejemplo de inclusión multicultural, se declara optimista y no soporta a las personas injustas, puede que sea por esto que su nuevo reto es terminar el grado de Derecho. Tiene claro lo que es realmente importante en la vida: la familia y los/as amigos/as.

¿Cuándo y cómo comenzó en Coalición Canaria?

«Comencé a militar oficialmente en el partido en el año 2011, aunque es cierto que ya anteriormente había participado en alguna actividad que Coalición Canaria había organizado en mi municipio. Y fue en la inauguración del centro cívico de mi barrio, allí se acercaron a mí a plantearme que me uniera porque creían que jóvenes como yo podíamos aportar mucho al proyecto que finalmente me convenció».

– ¿Qué le ha aportado durante este tiempo esta formación?

«Me ha enseñado a valorar muchísimo más el valor de las palabras “unidad y equipo”. He tenido el placer de poder compartir con personas excepcionales un mismo objetivo y poder llevarlo a cabo con lealtad y respeto a los principios que nos unen. Pero sobre todo, he aprendido que el partido es mucho más que unas siglas o directrices políticas; son las personas humildes y sencillas que están detrás, trabajando día a día con ilusión en lo que hacen y superando cualquier obstáculo, las que hacen grande este proyecto».

«Las personas humildes y sencillas que están detrás, trabajando día a día con ilusión, son las que hacen grande el proyecto de CC»

– ¿Qué aporta?

«He intentado siempre aportar lo mejor de mí. Soy de esas personas que cuando se comprometen con algo, se meten de lleno en ello con todas sus consecuencias. Sobre todo creo que aporto compromiso, trabajo y cercanía, e intento siempre aprender de los mejores y mostrar siempre mi entusiasmo para contagiar esa energía que me caracteriza. Aunque he de reconocer, que a la vez soy muy crítico y exigente conmigo mismo y mis propios compañeros/as».

– ¿Cómo lo vio su familia o personas más cercanas?

«Pues en un primer momento, a mis padres eso de que entrara en la política activa no les convenció mucho porque me veían muy joven aún y estaba estudiando, pero a la vez ya estaban acostumbrados a que estuviera desde pequeño involucrado en diferentes proyectos y colectivos en mi pueblo. Por ello, no solo me apoyaron, sino que los embarqué conmigo y siempre están dispuestos a echar una mano cuando se les necesita. A mis amigos no los cogió de sorpresa porque siempre fui muy reivindicativo y partícipe de la vida municipal».

– ¿Cómo se consigue una militancia activa y joven en un partido?

«Escuchándonos y haciéndonos partícipes en las tomas de decisiones. Los jóvenes nos contagiamos cuando vemos personas con ilusión, creyéndose realmente lo que dicen y demostrándolo con hechos. Cuando vemos que nuestras propuestas pueden salir adelante, que nos toman en cuenta y que servimos para algo más que para llenar una lista electoral, nos implicamos en el proyecto».

«Los jóvenes no somos el futuro, sino el presente y sólo a través de las políticas que se lleven a cabo se puede dar respuesta a nuestros problemas. Tenemos que ser parte de esas soluciones»

– ¿Cómo viven los/as jóvenes de su municipio la política?

«Puedo decir orgulloso que en Granadilla de Abona, Coalición Canaria es el partido que más jóvenes tiene en su organización. Sin embargo, creo que aún queda mucho por hacer para seguir atrayendo a  jóvenes que se impliquen en la vida política a través del partido que elijan. Los jóvenes no somos el futuro, como se proclaman en muchas campañas, somos el presente y tenemos dificultades y problemas propios de nuestra generación y sólo a través de las políticas que se lleven a cabo se puede dar respuesta a esos problemas, por lo tanto, los jóvenes tenemos que ser parte de esas soluciones activamente».

– En su municipio conviven gran variedad de culturas y nacionalidades ¿es posible la inclusión entre las familias y los/as jóvenes?

«Efectivamente Granadilla de Abona siempre ha sido un municipio multicultural en dónde conviven actualmente más de cien nacionalidades diferentes. La población extranjera supone un 21.5% del total empadronado, es más, los últimos datos indican que la comunidad italiana cada vez elige más la costa de nuestro municipio para instalarse. Por lo tanto, somos un polo importante de crecimiento por esa diversidad que existe y que se traslada al día a día de los colegios, institutos, colectivos, sectores económicos de nuestro municipio, etc existiendo una inclusión que se ha dado de forma natural y espontanea en la que la población se ha adaptado a ese nivel de multiculturalidad y es por esa misma razón, que cada año las cifras siguen aumentando».

– Las nuevas tecnologías ¿una nueva brecha en el seno de las familias?

«Las nuevas tecnologías han llegado para quedarse y lo que tenemos que hacer es adaptarnos todos/as a estos nuevos tiempos. Pero sí que es cierto, que abusar o hacernos dependientes de ellas está ocasionando que dejemos de comunicarnos entre nosotros por los métodos habituales y eso merma la relación del “tú a tú” con las familias o amigos y nos convierte muchas veces en esclavos digitales. Hablamos de brecha digital y generacional precisamente por las enormes diferencias que existen entre los sectores de población. Las redes sociales forman parte de la vida de los hijos, muchos padres desconocen esa importancia y no le dan el valor que para los jóvenes sí que tienen y por ello, no tienen un control sobre el uso que sus hijos/as hacen de ellas».

– ¿Se imagina su vida sin las nuevas tecnologías y los soportes digitales?

«Actualmente me vería incapaz de no tener un portátil o una tablet a mano, o estar conectado a través del teléfono móvil».

«Me veo incapaz de no tener un portátil o una tablet a mano, o estar conectado a través del teléfono móvil»

– ¿Se ve en un futuro como cargo público-político o como mediador familiar?

«Ambas facetas me gustan y en ambas me sentiría cómodo. Es cierto, que la política la veo como una etapa en la que estás de paso, y luego vuelves a tu vida y a ejercer tu profesión tras haber aportado lo mejor de ti. La mediación familiar es algo en lo que aún me queda muchísimo por aprender, pero sí me gustaría hacer un máster y especializarme aún mucho más en esta materia cuando finalice el grado».

– Con sus amigos/as ¿mensajes de teléfono, llamadas o redes sociales?

«Reconozco que la mayoría de las veces uso los mensajes de whatsapp«.

– ¿Coche, transporte público, bici a pié?

«Casi siempre, coche».

– ¿Qué comentario le han hecho últimamente que le ha hecho reflexionar?.

«Hace pocos días, una buena amiga me preguntaba si realmente merecía la pena todo el tiempo que dejaba de pasar con mi familia y mis amigos/as por estar ocupando las responsabilidades que actualmente tengo en política y en el partido, y si era consciente de que el tiempo es lo único que no se recupera. Realmente, me hizo plantearme muchas cosas».

– Se siente impotente cuando…

«La voluntad y las ganas no bastan para conseguir las cosas que me propongo hacer. Pero sobre todo, cuando las personas no son justas».

– ¿Cómo concilia su vida familiar con el trabajo y con los compromisos con el partido?

«Pues he de reconocer que admiro enormemente a los compañeros y compañeras que tienen hijos y son capaces de organizarse para conciliar ambas cosas. Yo aún no los tengo, y se me hace a veces muy complicado poder llegar a todo para no renunciar a nada. Intento siempre planificar con antelación la semana para cumplir con mis obligaciones y no perderme nada, pero sobre todo para no dejar de lado lo realmente importante: mi familia y mis amigos/as».

«Intento planificar la semana para cumplir con mis obligaciones, pero sobre todo para no dejar de lado lo importante: mi familia y mis amigos/as»

– ¿Cuál es la frase que más le repite su familia?

«Que saque tiempo para pensar más en mi futuro».

– Sus risas más recientes…

«Con mi sobrina, es la que siempre me saca una sonrisa por muy mal que haya ido el día».

– ¿El vaso medio lleno o medio vacío?

«Siempre medio lleno, ya tenemos bastante negatividad alrededor como para nosotros contribuir más aún a ello. Soy de las personas que piensan que la vida se afronta mejor con una sonrisa, buscando el lado bueno de las cosas pero de una manera realista».

– ¿Le da tiempo de ver todos los videos y memes que le mandan por whastaps o redes?

«Sinceramente, no. Sé que está mal decirlo, pero con la cantidad de grupos de whatsapp que tengo es imposible verlo todo. Normalmente sólo veo las últimas cosas que han mandado jaja».

– ¿A qué serie, libro, peli, programa de radio está enganchado?

«Me declaro forofo de las series de televisión. “Juego de Tronos” ha sido mi perdición en estos últimos tiempos. Actualmente veo “Stranger Things”, pero reconozco que las series españolas últimamente me están sorprendiendo por su calidad. En cuanto a la lectura, ahora estoy leyéndome “Origen” de Dan Brown»

– ¿Es de los que practican algún ejercicio al aire libre, deportes electrónicos?

«Me declaro perezoso por naturaleza, actualmente entreno dos veces en semana en un centro deportivo aunque si le preguntan a mi entrenador le dirá que a veces no cumplo del todo..ejem…»

«Juego de Tronos” ha sido mi perdición en estos últimos tiempos»

– ¿Qué zona de la isla elige cuando quiere pasear? ¿y del municipio?

«El norte de la isla terminando el paseo en algún guachinche. En cuanto a mi municipio, déjeme que presuma de la Villa Histórica de Granadilla de Abona desde las medianías hasta la costa. Pero ahora que no nos escucha nadie, mi paraíso particular siguen siendo los rincones únicos de El Médano».

– Se siente a gusto cuando ….

«Se cumplen mis expectativas y puedo compartirlo con la gente que quiero y me quiere».

– ¿Cómo desconecta?

«Le confieso que es complicado desconectar del todo, porque siempre me llevo el móvil conmigo, pero sí que lo intento viajando al menos una vez al año, leyendo en algún lugar solitario, pateando descubriendo nuevos senderos, pero sobre todo me relaja muchísimo caminar por la playa en la puesta de sol y ya no queda nadie».

-Último pensamiento antes de quedarse dormido.

«Qué nueva aventura me esperará mañana…»